Canelo y Zephyr

Canelo

Mascota Abril 2011

 

Todo sucedió el martes 5 de Octubre del 2010, aproximadamente a las 16:52 hrs (hora a la que la direcciòn de seguridad publica informò que se recibiò el reporte del incendio) cuando aparentemente por un corto circuito se incendiò la casa de la propietaria, misma que habia salido a hacer ciertas diligencias cerca del lugar, dejando la casa cerrada y los dos perros adentro.

 

Al tratar de entrar los vecinos para intentar rescatar a los perros hubo una explosiòn y un muchacho resulto herido, llegaron los bomberos y comenzaron a sofocar las llamas, para esto, la dueña (Luisa) ya habia llegado y pedia la dejaran entrar por sus perros que todavia ladraban dentro y trataban de salirse por entre la herreria de las ventanas, los bomberos obviamente no dejaron pasar a la dueña y cuando estuvo mas controlado el fuego, el bombero-paramedico Hermes Mendìa Loera entrò a buscarlos, ya que no se escuchaban màs los ladridos y aullidos de los perros.

 

El primero en salir fuè "Canelo" quien estaba bastante aturdido e intoxicado por el humo y tuvo que ser sacado cargado (y esta bastante pesado), despuès lograron sacar a "Zephyr" no tan afectado aunque tambien en estado muy delicado. Despuès de que se tranquilizaron la dueña y los perros, los mandaron con una amiga con nosotros (a los perros solamente, ya que Louise se tuvo que quedar por lo de las declaraciones y todo eso), a la llegada de la amiga de Louise no sabiamos què habìa pasado ya que la americana intentaba explicarnos en español y no decia cosas coherentes ("los perros de luis pasaron por un fuego y son sangrados de patas pero muy malos del humo... casi muriendose... por favor ayuda... lastimados de pies..." y cosas por el estilo) y una vez que los pasaron a uno de los consultorios entre ella y otra jovencita vecina de ellos procedimos a revisarlos, y he de confesar que tardè cerca de 8 minutos en reconocerlos, ya que mientras pensaba y realizaba las medidas de atenciòn de emer gencia, checabamos constantes fisiologicas, conteniamos hemorragias, colocabamos cateteres endovenosos, procediamos a enfriar los cuerpos y demàs, seguia dandole vueltas a lo que nos habìa dicho la persona que los trajo para tratar de hilar las ideas y entender lo que habia pasado, ya que todos estabamos bastante alterados.

 

Fuè cuando dije "animo Canela" que el perro volteò a verme y moviò debilmente la cola y me lamiò la mano... fuè ahì cuando reconocì su mirada y de inmediato "armè" toda la informaciòn: no era Luis, era Louise! no era "Sepher" era "Zephyr" (el cual es un increìble e imponente Pastor Alemàn blanco de 10 años de edad, al cual yo lo hacìa en Estados Unidos, ya que le hice certificado de salud para que se lo llevaran unas semanas antes y asumì que ya se habia ido, pero no se lo pudieron llevar y se quedò, y al llegar lleno de hollin y humo, en vez de blanco era gris obscuro casi negro, y en vez de su porte imponente y caminar estilizado, se arrastraba, cojeaba, lloraba, gemia y exhalaba humo) y no era "Canela" era "Canelo", que habian sido sacados de un incendio y tratando de escapar se habian cortado las patas. Entonces si de por sì estabamos enfocados a salvarlos, ahora tenìamos que dar el 110% para sacarlos adelante a como diera lugar, ya que Canelo es el complemento de Louise aqui en Valla rta como parte de su familia y es el heredero de el anterior super-perro que tuvo ella (El inigualable Louie) y nos lo traìan desde cachorrito.

 

Pues luego de realizar todos los procedimientos clinicos necesarios durante alrededor de 2 horas los perros empezaron a mostrar signos de recuperaciòn y se estabilizaron, al poco tiempo llegò Louise a ver còmo estaban, y todavìa reaccionaron mejor tras un baño medicado para terminar de controlar su temperatura y eliminar el exceso de hollin, carbon y humo y cerca de las 10 de la noche se mandaron a la casa de unos amigos de Louise a que terminaran de recuperarse y estuvieran tranquilos con su dueña.

 

Los dias posteriores fueron de una recuperaciòn lenta y fuè cuando se evidenciaron las lesiones por quemaduras, cortadas y traumatismos sufridos, principalmente en las patas de ambos, y en Canelo en todo el dorso de su cuerpo y uno de los costados... fueron dias pesados para Louise que tenìa que aplicar medicamentos cada 4-6 horas las 24 horas del dia por cerca de 2-3 semanas, viendo còmo aunque querìan caminar lo hacian con dificultad y malestar, ya que las patas les dolìan y sangraban, las quemaduras se ampollaban y les dolian las areas afectadas, etc etc etc, pero despuès de casi un mes de cariñosos cuidados de su dueña, Canelo volviò a salir a la playa. Era evidente lo felìz que estaba y progresivamente ha ido mejorando hasta volver a ser el bonachòn de siempre.

 

sabuesos
sabuesos
sabuesos
sabuesos
sabuesos
sabuesos